Año 5
Edición Nº 4
Magangué - Bolívar - Noviembre de 2012
Siguenos en:

¿Quién tiene la culpa de la maldad en la tierra?

Lic. Edier Larios Álvarez. Sede Ilusión

El hombre, en los últimos tiempos se ha preocupado por hacer la vida más fácil a través de la industria, la tecnología y la ciencia; generando bienestar, placer y comodidad a su existencia; pero se ha olvidado de buscar del que lo creó todo: DIOS.

La biblia nos enseña en Isaías 65:11­-12: “Pero vosotros los que dejáis a Jehová, que olvidáis mi santo monte, que ponéis mesa para la Fortuna, y suministráis libaciones para el Destino yo también os destinaré a la espada, y todos vosotros os arrodillaréis al degolladero, por cuanto llamé, y no respondisteis; hablé, y no oísteis, sino que hicisteis lo malo delante de mis ojos, y escogisteis lo que me desagrada.

Dice un dicho: “aquellos que no recuerdan el pasado están condenados a repetir los errores”. El pueblo de Israel sufrió guerras, escases, enfermedad, persecuciones, esclavitud y sufrimiento porque se olvidaban fácilmente de Dios. (Jueces 6:1-2).

Hay consecuencias de olvidar o no buscar de Dios.   Aunque usted no lo acepte es una verdad.  Hay realidad que usted puede negar, pero no por ello deja de ser una realidad. El hombre negó que el sol fuera el centro de nuestro sistema pero no por ello dejó de serlo. Cuando el mundo decía que la tierra era plana la biblia decía que era esférica. Isaías 40:22 dice “Él está sentado sobre el círculo de la tierra….”). Una verdad que al negarla no dejó de ser una verdad y tuvo que ser aceptada.

Así mismo la humanidad hoy ve como la violencia, las desigualdades, las aberraciones, las violaciones,  los homicidios, la corrupción, la drogadicción, la enfermedades  y tantas mas son el pan diario en las noticas internacionales, nacionales y locales. No obstante la sociedad ha buscado la solución a ellas con sus propios esfuerzos y a su manera, pero San Juan 15: 5b dice “… porque separados de mí nada podéis hacer.” 

Todos estos acontecimientos son consecuencias de no vivir para agradar a Dios si no para agradarse a sí mismo.  Hoy es fácil escuchar a las personas declarar amo o creo en Dios pero sus acciones demuestran lo contrario como lo dice el profeta Isaías 29:13: Porque este pueblo se acerca a mí con su boca, y con sus labios me HONRA, pero su corazón está lejos de mí…

Olvidarnos de Dios nos destruye, nos hace esclavo del pecado, de la maldad, de la injusticia de la inequidad (Oseas 4:6  “Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento… “      e Isaías 5:13 “…por tanto, mi pueblo fue llevado cautivo, porque no tuvo conocimiento...”

Hoy las naciones legislan para agradar al niño, al esposo, a la esposa, al homosexual, al drogadicto, a la mujer, al anciano, aun cuando lo que hacen va en contra de las leyes morales que Dios ha establecido.  DIOS dice: Isaías 5:20: ¡ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo!

El pensamiento reinante es: el que hizo al hombre no es el que debe decir cómo vivir, si no el mismo hombre es el dueño de su destino. En otra palabras, el barro diciéndole al alfarero como debe ser la vasija que debe salir de él.

DIOS nos insta a buscarlo.  Hechos 3:19: Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de REFRIGERIO.

 Yo pregunto ¿quién tiene la culpa de la maldad en la tierra?
OTRAS LECTURAS DE INTERÉS

El verdadero tesoro

Nataly Fernández Beltrán
Grado 10° 01.  J. M.

Muchas veces pensamos que el tesoro más grande son las joyas brillantes, el oro más puro o porque no nuestra juventud, pero  dejamos en segundo plano de nuestras vidas la amistad, pues llegamos a pensar que es importante, quizás porque la persona que te la brinda tiene dinero, es inteligente o muy popular; sin saber realmente que quien se hace llamar tu amigo es aquel que llora con tus derrotas, ríe con tus triunfos, quien  perdona tus faltas y te da fuerzas para salir del error, quien en las buenas te dice  ¡qué bien, lo lograste! y cuando te ve en las malas te dice ¡no te preocupes, tu puedes!

Qué hermoso es ver con los ojos del corazón a quien realmente te brinda el verdadero tesoro, el cual es el significado de “amistad”.

En todo tiempo ama al amigo, y es como un hermano en tiempos de angustia. (Provervios 17-17)

Diarios, radio y televisión
Institución Educativa Comunal de Versalles - Magangué, Bolívar - Colombia
Email: web.iecov@gmail.com - 2010 - Todos los derechos reservados
Diseño y administración Sitio Web: Jair de Jesús Acosta Núñez - jairacostanunez@hotmail.com