UN COMIENZO SIN FIN    

El tiempo es algo innato que no tiene fin es una cosa sorprendente, como algo tan peculiar en nuestra vida, es imposible de manejarlo a nuestro gusto.

Si el ser humano tuviera la capacidad de manejar el tiempo, la vida sería perfecta, ahora, si la humanidad inventara una máquina del tiempo, lo que aún no es posible, y viajaran hasta que fue creado el tiempo mismo, ¿qué pasaría?

Una pregunta sin lógica, por eso el tiempo es algo sorprendente, como pasa, como cambian las cosas, y como cambia todo; pero éste jamás va a cambiar y nadie hasta ahora ha logrado manejarlo a su antojo, sólo existe el tiempo en el que estamos, el presente jamás existirá, el mañana ni el ayer; sólo el hoy y el ahora y es eso lo único que el tiempo puede darnos el PRESENTE.

La vida humana tiene que vivir acorde con este y aprovecharlo al máximo, no darle un mal uso, no actuar de manera negativa, y si pasa un error debes vivir con este, porque jamás podrás llegar al momento en que te equivocaste y cambiar las cosas. El tiempo aún no permite eso y por lo visto jamás permitirá algo magnífico. ES EL TIEMPO ¡NO!

Anuara Guerra  10°1

UNA INCÓGNITA SIN SOLUCIÓN      

Porque la duda es una de las causas de la intelectualidad de la humanidad

Si supiéramos ¿a qué venimos y por qué estamos aquí? sería uno de los más grandes triunfos de la humanidad.

Ésta incógnita es fundamental para el desarrollo de un interés universal; imaginemos que ¿por qué estamos aquí? y lo que tenemos que hacer, la vida sería sencilla; pero aún son muchas preguntas sin respuestas, son solo puntos de vista sin ser concretados definitivamente.

Hemos estado distraídos solo en mejorar nuestro modo de vida, pero no en cómo podemos utilizar la vida para responder muchas dudas, la vida es binaria solo dos aspectos hay en ella, preguntas y respuestas, no tenemos algo por qué vivir, siempre hay menos interés en ésta. La queremos mejorar, pero no la aprovechamos como deberíamos. Tenemos que ir más allá de lo material, algo que ayude a dar respuesta a lo que aún no podemos darle respuesta.

A lo que aún no podemos responder con acciones, una victoria total para la humanidad, es darle respuesta a TODO y darle a la humanidad es darle respuesta de todo y darle solución para así beneficiarnos de ella, aprovecharla al máximo para un mismo interés…

Karime Hernández    10°1

¿EL SENTIMIENTO MÁS LINDO?   

Se dice que es la fuente vital de todo ser vivo, ¡puede ser!, que es la fuerza más poderosa del mundo, tal vez; todo se basa en la forma desmesurada con que se quiere conseguir su propósito, empleando estrategias con el fin de conseguir nuestras infinidades de deseo.

Por qué no pensar en una sola palabra de cuatro letras formando un nombre alucinando y resumiendo todos los pensamientos expuestos por los seres humanos desde la época antigua hasta el presente y futura de nuestras vidas ficticia; pero a qué se le denomina amor, a los sentimientos de alguien por otra persona, a los actos estúpidos que podemos llegar a ser con tal de ser aceptado por la misma, a lo detallista en que nos convertimos por estar cerca de ella y escuchar de sus labios desafiantes con voz dulce GRACIAS…

¿Quién invento la palabra amor?, tal vez no pensaría en los sacrificios de condenación perpetua para la supremacía de los sentimientos de quienes entregan el corazón, aun a costa de sus propias vidas tan efímeras como el pasar del viento venaderos nocturnos. Pero hasta qué límites podemos llegar por confrontar nuestros sentimientos bajo el control de nuestra voluntad.

De qué te sirve amar si después serás herido como se le hiere a un animal feroz, sediento de sangre y de hambre, cuando tus valores y principios los dejas en la nada en el masoquismo de tu propio ego transmitido en la VANIDAD de este mundo corrompido por su propia naturaleza.

Quien ama está condenado de una forma u otra a sufrir y quien odia está condenado a herir, se supone que el amor a raíz de sus múltiples significados y definiciones debería ser eterno como un Dios y no pasajero como si no tuviera importancia alguna, pero el porqué de esa palabra para definir las emociones diferenciadas que se pueden dar a los impulsos incoherentes en los actos de quien se le precede en su debido momento de desesperación y de angustia, por no sentirse como un perdedor y de no perder lo que posiblemente tenía en sus manos, aunque aún no se ha definido como tal sigue causando estragos y confusiones en quienes no las interpretan o quienes creen conocerlas, pero ¿qué es lo que en realidad se le conoce y lo que le falta por conocer?

Si tan solo nos sentáramos por un momento a analizar y de comprender su significado, no hallaríamos una respuesta concreta a lo que queremos entender; tal vez si traspasáramos nuestras propias barreras de su persona, encontraríamos la respuesta, pero ¿cómo hacerlo verdad? Tú lo harías, cada quien se debate y se defiende con lo que cree saber, pero, ¿qué saben o qué creen saber?

Cuando no ha sido capaz de derrumbar su propio muro en que le obstaculiza ver más allá de su propia realidad, para aferrarse a lo que se te ha correspondido, ni mucho menos otorgado por voluntad, nada a la fuerza es digno ni tampoco termina bien.

Hay tantas definiciones para lo que queremos encontrar, que al final después de la pregunta importuna solemos decir por amor siendo culpable de nuestras desgracias y tormentos de intranquilidad para nuestros sueños, si todos amáramos del mismo modo que el otro se nos ofrece con la misma intensidad y pasión, todo fuese diferente y estarían unidos hasta el final sin importar compartir un mismo propósito y un mismo fin; entonces, ¿qué entendemos con la palabra amar? a qué nos arriesgamos en sí, ¿por qué no pensar solamente en una atracción física?, sometida al deseo incansable de poseerla y de hacerla suya, ningún poeta romántico de los sentimientos o filosófico obsesionado de la realidad puede explicarla con exactitud.

Mateo González    11°1

Institución Educativa Comunal de Versalles - Magangué, Bolívar - Colombia
Email: web.iecov@gmail.com - Todos los derechos reservados
Diseño y administración Sitio Web: Jair de Jesús Acosta Núñez - jairacostanunez@hotmail.com